La Hospedería Monástica

Finalidad del hospedaje en el monasterio

Según la tradición monástica católica, la comunidad del monasterio, buscando ser fiel al Evangelio y a las enseñanzas de la Santa Madre Iglesia, abre sus puertas a todos aquellos que buscan a Dios y desean un tiempo para acercarse a su Creador y Señor.

Los católicos y tantos hombres de bien, muchas veces viven el agobio causado por un mundo encerrado en lo que perciben sus sentidos, lo que ven, lo que oyen, etc. Es por esto que su alma busca un clima de paz que le ayude a ir “más allá”, allí donde pueda ver el misterio de Dios obrando en su vida y, como repetía San Benito, buscar lo “único necesario”.

¿Qué podemos ofrecerles?

Nuestra comunidad busca poder ofrecer a aquellas almas, que están necesitadas de un ambiente de silencio y recogimiento, un lugar donde puedan palpar los bienes que derivan de lo que es “convivir los hermanos unidos” en Caridad; un lugar que sea propicio para el diálogo con Dios; un lugar donde pueda hallar la paz y el sosiego para el cuerpo y el espíritu.

Es en este lugar donde los monjes esperan que aquel que “toque a nuestra puerta”, pueda participar de la misma vida de los monjes, especialmente poder compartir la alegría que causa el saber que somos hijos de Dios.

Por ello, cabe recordar que la hospedería no es un hotel sino una parte del monasterio donde el huésped puede llevar una vida paralela a la de la comunidad y en estrecha comunión con ella, a través, sobre todo, de la Santa Misa, la adoración al Santísimo Sacramento y la oración litúrgica.

Que Dios los bendiga y los esperamos.

¿Cómo es la hospedería?

Consulta al hospedero

Reglamento de la hospedería

Horario para los huéspedes

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: